Tradicionalmente, los sistemas de gestión de comercio exterior (GTM por sus siglas en inglés) se han centrado en ayudar a las organizaciones a cumplir con los múltiples reglamentos que rigen la forma en que los componentes y productos cruzan las fronteras. Aunque el cumplimiento regulatorio sigue siendo una característica clave, muchos proveedores de sistemas GTM están agregando nuevas funcionalidades. Algunos sistemas GTM, por ejemplo, han ampliado el concepto de cumplimiento regulatorio para incluir la comprobación de que los productos fueron fabricados, empaquetados y/o enviados dentro de los parámetros del usuario.

Mientras que las empresas más grandes, a menudo en industrias muy reguladas, tienden a estar entre las primeras en aprovechar los cambios en el mercado GTM, las pequeñas empresas no se quedan atrás. Muchos comienzan con la implementación de módulos específicos, como los que muestran a los potenciales socios comerciales contra las listas de revisión del terrorismo. "El umbral de ROI para comprar el software sigue cayendo", dice Virginia Thompson, vicepresidente de gestión de productos para el proveedor de software de cumplimiento regulatorio de Integration Point.

Haga clic aquí para leer el artículo completo*